Contenidos

74% de estudiantes de educación superior en Chile con síntomas depresivos - Telsalud


Noticias y tendencias

74% de estudiantes de educación superior en Chile con síntomas depresivos

por Equipo Telsalud / 24 de marzo 2021

Estudio realizado por la Escuela de Psicología de la Universidad de Valparaíso, con la supervisión y patrocinio del Comité de Ética del MIDAP -Instituto Milenio Para la Investigación en Depresión y Personalidad- se basó una encuesta en línea que se aplicó entre junio y julio del año pasado, dirigida a estudiantes de carreras de pregrado de todo el país.

Titulado “Efecto del confinamiento en el contexto de la pandemia por Covid-19 en la salud mental y recursos psicológicos de afrontamiento de estudiantes de educación superior”, su objetivo principal consistió en evaluar el impacto de los estresores familiares y académicos surgidos durante la emergencia sanitaria sobre la salud mental de estudiantes de educación superior que viven actualmente en situación de confinamiento.

La encuesta fue aplicada a 1.002 estudiantes (71% de mujeres, 27% de hombres y 2% no binarios), en su gran mayoría de entre 18 y 22 años y que viven en centros urbanos ubicados a lo largo de todo Chile. El 59% dijo pertenecer al nivel socioeconómico bajo, el 33% al medio y el 7% al alto. De ellos, el 78% estudia en una institución estatal o pública y el 28% a una privada.

En lo que respecta al ámbito estrictamente académico, la consulta precisa que el 96% de los jóvenes tuvo clases en línea durante la pandemia en 2020, a las que accedió a través de un computador (84,5%), un celular (63%) o una tablet (8,3%).  Pero el 40% de ellos afirmó que la conexión de que dispuso fue deficiente o mala, transformándose este aspecto en un estresor importante que les impidió seguir sus obligaciones académicas con cierta tranquilidad.

De ese total, el 42% dijo a la vez que esa modalidad los favoreció “en nada” o “casi nada”. Asimismo, un tercio reveló que las condiciones del espacio físico con que contaron para estudiar eran “malas” o “muy malas”.

Otro aspecto relacionado con el rendimiento académico de los estudiantes que quedó en evidencia corresponde a los problemas que identificaron como amenazas principales a la continuidad de sus estudios, como consecuencia de la situación sanitaria. En tal sentido, el 65% mencionó dificultades emocionales y un 35% económicas. No obstante, el 69% explicitó su temor ante el hecho de que, tarde o temprano, las dificultades económicas les impidan seguir estudiando.

No es de extrañar, por ello, que el 81% de los encuestados admitiera preocupación por no poder rendir bien académicamente en este contexto.

Aspectos relacionales

Pero los efectos de la pandemia no solo afectaron a los estudiantes en el ámbito académico, sino también en el área relacional.

Pese a que la mayoría reconoció sentir un alto grado de satisfacción por la forma en que pudo compartir e interactuar en familia, un no despreciable 20% afirmó lo contrario.

Sin embargo, menos de la mitad de los estudiantes -de los cuales el 79% dijo vivir en el hogar familiar, junto a sus padres y hermanos- aseguró invertir “mucho” o “bastante” de su tiempo disponible en “establecer contacto con personas importantes” (profesores, familiares, pareja, compañeros y amigos), vía redes sociales o en forma presencial.

Estado sicoemocional

El sondeo da cuenta de que el 62% de los estudiantes confesó que el estado de confinamiento al que se vieron sometidos durante el año pasado les produjo “malestar”, en gran medida derivado de la incertidumbre que a su vez les generó la posibilidad de que un familiar cercano se contagiara y enfermara de Covid-19. El 71% dijo que esto último le preocupa “mucho”, casi tres veces más que la opción de contraer ellos mismos la infección.

Frente a este panorama, el 8% de los consultados reconoció haber iniciado una psicoterapia y el 36% afirmó que cree necesitar una.

Asimismo, el 74% admitió alguna sintomatología depresiva “moderada a severa”, porcentaje que es transversal al género, rango etario y nivel socioeconómico de los estudiantes y que ellos relacionan de manera importante con cuadros de ansiedad caracterizados por una tensión constante y la sensación de “querer estallar”. Además, mencionaron padecer complicaciones como falta de energía, problemas para concentrarse y dificultades para dormir.