Contenidos

¿Divorcios o nacimientos? Lo que aumentará cuando termine el confinamiento - Telsalud


Noticias y tendencias
Psicología al día

¿Divorcios o nacimientos? Lo que aumentará cuando termine el confinamiento

por Equipo Telsalud / 15 de junio 2020

Convivir 24 horas, los siete días de la semana, ha sido un gran desafío para muchas parejas. Para encontrar claves que permitan mantener una relación de pareja sana haz clic acá. Pero, hay algo que preocupa a los expertos: la crisis económica asociada a la pandemia traerá como efecto más divorcios que nacimientos de nuevos niños. La incertidumbre económica genera más peleas, y frena el deseo de mucho de ser padres.

Lo más importante es recordar que el primer mandamiento frente a divorcios y separaciones, es resguardar la estabilidad emocional de los niños y adolescentes. Antes de cualquier cambio en su situación, los padres deben recordar que ellos son quienes deben garantizar su bienestar, y poner de lado su interés personal en pos del bien de sus hijos.

Existen datos que apuntan que, tras acontecimientos traumáticos, la cifra de matrimonios, nacimientos y divorcios aumenta. Estos datos sugieren que un acontecimiento que amenaza la vida motiva a las personas a tomar medidas significativas en su día a día y en sus relaciones cercanas”, dice Alfredo Rodríguez, profesor titular de Psicología de la UCM, en conversación con el diario español “La Vanguardia”. No obstante, estamos ante una situación inédita y “esta pandemia es algo desconocido en cuanto a que es algo persistente en el tiempo, y masivo geográficamente. Por lo tanto, aventurar lo que ocurrirá es incierto”, añade Rodríguez.

Además, una vez superada la crisis sanitaria habrá que sumar la económica, por lo que Rodríguez se inclina a pensar que “veremos un aumento en los divorcios como resultado del estrés de estar confinados con nuestros cónyuges tanto tiempo. Al menos los datos que ofrece China así lo señalan”, afirma. En su opinión, “esto ya se refleja en nuestra vida cotidiana, donde se observa un aumento de divorcios y problemas de pareja tras periodos largos de convivencia como las vacaciones”.

El desafío de mantener una buena relación, cuando tras el periodo de reclusión obligatorio por el coronavirus, un número récord de solicitudes de divorcio invadió la ciudad china de Xi’an. A inicios de marzo las oficinas se vieron colapsadas por solicitudes de divorcios. Sin embargo, allí un divorcio puede tramitarse en cerca de 40 minutos, algo que fomenta las decisiones en caliente y que no pasa en el resto del mundo.

Hemos tenido más consultas pero, desde que se pide la información hasta que se tramita todo, hay un periodo de tiempo que tiene que pasar“, señala Inmaculada Marín, vocera de la Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA). En su despacho las consultas de este tipo “se han multiplicado por 2,5, más o menos”. Sin embargo, la abogada es optimista: “Llama mucha gente pero soy positiva y creo que cuando se termine esto y se tranquilice todo, muchos no seguirán adelante”, explica.

La Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA) lo confirma, señalando un repunte en las peticiones de este tipo. “Está pasando lo mismo que suele ocurrir después de vacaciones. Después de un periodo de tiempo de mayor convivencia suelen dispararse los divorcios“, explica Marín. “La gente lleva dos meses sin salir de casa, con estrés, cuidando de los niños, sin poder delegar… es una situación de mucho desgaste”.

Pensiones alimenticias y custodias

Estos días, a los despacho de los abogados de familia llegan también muchas preguntas sobre las pensiones de alimentos y las custodias. La crisis económica ha hecho daño en los ingresos y a nivel internacional se registran muchas peticiones para bajar la pensión alimenticia porque no pueden seguir asumiendo los costes. “Hay muchísima gente pidiendo una rebaja y una modificación temporal en las condiciones de las pensiones porque su nivel de ingreso se ha visto modificado y no pueden seguir pagando lo mismo“, explica la letrada.

Igualmente han aumentado los procesos para solicitar una compensación de tiempo por parte de padres y madres divorciados que no han podido disfrutar de la compañía de sus hijos debido al confinamiento impuesto por el estado de alarma. “Ahora mismo hay padres y madres que han estado sin ver a sus hijos durante dos meses y quieren la compensación de ese tiempo”, destaca.

Otros, que de alguna manera han sufrido algún abuso de poder por parte del otro progenitor, se están planteando pedir un cambio en el régimen de custodia. “Hay personas que han visto como la otra parte no dejaba que su hijo le llamara, o que de alguna manera han abusado del régimen de custodia, por lo que lo que van a pedir ahora es un cambio de sistema”.